Consumo de materia seca en vacas en lactancia

El capítulo de consumo de materia seca (CMS) del nuevo NRC (NASEM 2021) contendrá una descripción de los mecanismos de regulación de consumo, tanto físicos como metabólicos, de la interacción entre la dieta y el estado fisiológico de la vaca y de la integración de señales.

Si bien el CMS es determinado por múltiples factores y por sus interacciones, se consideran los del animal y los de la dieta. Entre los primeros, es importante considerar por un lado, los requerimientos que tiene la vaca en función de su producción de leche, mantenimiento y cambio de los tejidos corporales y, por el otro, la capacidad de su tracto gastrointestinal (tamaño del rumen, tasa de pasaje). Los factores del animal, en general se conocen y se pueden utilizar para estimar consumo en una dieta cuyos ingredientes y proporciones aun no se han definido. Por este motivo, es que el NRC (2001) consideraba en su ecuación de estimación de CMS leche corregida por grasa, peso metabólico y semana de lactancia. Sin embargo, esta ecuación sobreestimaba hasta en 4 kg el CMS en vacas de alto CMS y lo subestimaba en hasta 2 kg en aquellas de bajo CMS.

En el nuevo modelo se propuso otra ecuación (de Souza et al., 2019) que utiliza factores del animal solamente, pero que hace ajustes en función del número de partos de las vacas, funciona con otros coeficientes y tiene mejor bondad de ajuste, sobre todo para lactancias medias y tardías:

CMS (kg/d) = [(3.7 + parto x 5.7) + 0.305 x E leche (Mcal/d) + 0.022 x PV (kg) + (-0.689 + parto x -1.87) x CC] x [1 – (0.212 + parto x 0.136 x e(-0.053 x DEL)]

siendo parto = 1 si la vaca es multípara y 0 si es primípara; E leche = energía de la leche (NRC, 2001); PV = peso vivo; CC = condición corporal; DEL = días en leche

De un modo más sencillo, si se considera 66% del rodeo de vacas multíparas, entonces:

CMS (kg/d) = (6.89 + 0.0305 x E leche (Mcal/d) + 0.022 x PV (kg) – 1.74 x CC) x [1-0.288 x e(-0.053 x DEL)]

Comparada con la ecuación del NRC anterior (2001), esta genera una menor reducción proporcional en lactancia temprana, menor cambio de CMS en función de la energía de la leche y mayor cambio por PV. A su vez, las vacas multíparas tienen proporcionalmente una mayor reducción de CMS en lactancia temprana que las primíparas (21 y 13%, respectivamente) y estas reducciones son menores a las de la ecuación anterior. Además, por cada punto de aumento de CC, se corresponde una disminución de CMS diferente para multíparas y primíparas (2.6 y 0.7 kg/d, respectivamente).

Si bien, esta nueva ecuación permite un mejor ajuste, sigue generando una sobreestimación de CMS en vacas de alto consumo y subestimación en las de bajo consumo, probablemente por no considerar el efecto de llenado en el primer caso y la partición de energía a reservas corporales en el segundo. Por otro lado, como las características de la dieta pueden tener grandes efectos sobre el CMS, el nuevo modelo también incluye otra ecuación que considera el efecto de llenado de la dieta.

Como se mencionó anteriormente, el llenado físico de residuos de alimento no digerido generalmente limita el CMS en vacas de alta producción por distensión del tracto gastrointestinal. La magnitud de esta limitación depende de las demandas energéticas y del efecto de llenado de la dieta. Esta nueva ecuación (Allen et al., 2019) considera el efecto que tiene el contenido de fFDN, la fragilidad del forraje (definida en términos de FDA/FDN), la digestibilidad de la fFDN y las demandas energéticas de la vaca. Con esta ecuación, el CMS disminuye linealmente a medida que aumenta la concentración de fFDN en la dieta y aumenta linealmente a medida que aumenta la relación FDA/FDN y la producción de leche. Un aumento en la fFDND aumenta el CMS a mayores niveles de producción pero lo disminuye en bajos niveles de producción de leche, lo cual es consistente con el concepto de la limitación de CMS que provoca la distensión en vacas de alta producción y los mecanismos metabólicos que limitan el CMS en vacas de baja producción. A su vez, el CMS aumenta al aumentar la fFDND cuando la relación FDA/FDN es baja (por ejemplo gramíneas vs leguminosas).

Mediante esta ecuación, se ajustan errores de la ecuación anterior tanto para bajos como para altos consumos. Sin embargo, no se recomienda su uso en lactancia temprana (<60 DEL) porque en esta etapa ocurre una regulación metabólica del CMS que no se contempla en esta ecuación y porque además, no hay suficiente cantidad de datos al respecto.

Finalmente, se recomienda utilizar la ecuación basada solo en factores del animal para obtener un estimador inicial de CMS al comenzar la formulación y, una vez elegidos los ingredientes y sus inclusiones en la dieta, puede ser de utilidad la segunda ecuación para evaluar los efectos de la ración sobre el CMS.

Fuente: 40th Discover Conference – Feed intake, Mike Allen.

  Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+

También puede interesarte:

Suscribite a nuestro newsletter

Recibí información sobre nuevas capacitaciones y artículos de interés.